Yuan Chen

Archive for June, 2007|Monthly archive page

El origen del miedo a las cosas puntiagudas

In Vida on June 28, 2007 at 7:39 am

Acabo de volver del ambulatorio. Me duele la todo el brazo derecho. Sé que se me va a formar un hematoma o Ford sabe lo qué.

Algun@s enfermer@s (Lo siento por las simpátic@s) no sé en donde se han sacado el título, a lo mejor en una carnicería, pero es que para sacar sangre no hace falta pinchar la aguja tropecientasmil y un veces y mientras decir “Anda, pero qué profunda está la vena”. Luego vuelves a casa con un ligero dolor y ganas de matar a alguien.

Esto explica por qué los niños y no tan niños tienen cierto, o gran, miedo a las vacunas y, en general, todo aquello relacionado con agujas. Es cierto que pueda molestar un poco, pero si lo haces mal, los efectos son devastadores…

No necesitamos ninguna piruleta, sólo con un poco de delicadeza.

Advertisements

La Melodía de la Melancolía

In Dibujos on June 27, 2007 at 12:45 am

 melancolia

Dibujado a mano – es un dibujo algo antiguo que recuperé – y pintado con Corel Painter Essentials 3 con WACOM Graphire 4.. Aún soy un novato, lo siento por los infinitos fallos que tengo.

¿Qué os sugiere?

OMFG! Super Spoiler de Harry Potter!

In Random on June 23, 2007 at 12:12 am

AH! Dios, Buda, Jesuscristo, Alá y Ford mío! Cómo!? Acabo de leer en http://www.ginatonic.net un super-mega-giga-tera-diosanto-SPOILER! (Siento el desorden de las palabras) pero por favor! Es en estos instantes cuando quiero tomar un poco de soma y volar por el mar de la felicidad eterna. Espero que sea un fake, porque acabo de reservar el libro en Amazon.. y no me hace haría nada de gracia saber lo que ocurre mientras lo esté leyendo. Estoy ansioso por leerlo, pero mientras disfrutemos del libro de (por fin!) Frankestein que me regalaron…

Última estación: Restaurante Mexicano!

In Cosas on June 22, 2007 at 11:36 pm

El miércoles fui a mi primer restaurante mexicano. El local se llama “Chilam Balam” y queda en la calle Don Padre Rúa 11 de Vigo. El local es discreto y muy íntimo, quizás 4 o 5 metros cuadrados sin contar el baño y la cocina. La decoración es agradable y con un toque elegante e informal a la vez. Los platos eran blancos y cuadrados (del tipo zen), y los cubiertos eran metálicos brillantes. Además en las mesas habían un portavelas de los que tienen forma de vaso, y en él había una vela encendida lo que le da un carácter romántico. El servicio fue excelente y un precio equivalente a la calidad de la comida.

Como aperitivos tomamos nachos con 4 tipos de salsas; una algo picante, una más bien barbacoa, otra de hierbas (Creo) y una de cebolleta y pimientos. Luego pedimos unas gringas, son una especie de pan de pita cubiertos de lechuga, ternera o pollo, tomate y algo que sabía muy bien y no sabía qué era. También pedimos unas quesadillas de todos los sabores que había, y yo pude probar el de queso mozzarella fundido, otro de diferentes tipos de tomate y otro con carne. Como plato final comimos unas tortitas con queso fundido y lomo. Después de un descanso y una divertida charla sobre el final de Harry Potter (evidentemente tiene que morir nuestro personajillo principal) y sobre otros menesteres, rematamos con un rica tarta de chocolate blanco, la cual venía acompañada de una flor dibujada con caramelo. Me bebí mis últimos tragos de zumo de hamaica y fuimos a dar un paseo por el centro de la ciudad. Ahora reformado con las flores y luces da bastante gusto verlo. Algo tenía que hacer  bien la Porro.

Latas y botellas

In Rareza on June 17, 2007 at 6:21 pm

¿Por qué los refrescos en latas y las cervezas en botellas?

Cómo hago mis dibujos

In Dibujos on June 17, 2007 at 5:40 pm

He decidido subir un dibujo que acabo de hacer y además enseñar los pasos que sigo, porque 1) Me aburro bastante 2) hace tiempo que no dibujo 3) No sé, mirad la maravilla que he dibujado XD. Siento la mala calidad de las imágenes, pero me da pereza enchufar el scáner.

  El primer paso  es dibujarlo a lápiz, aunque yo uso un portáminas de minas de 2mm porque es más cómodo y las minas te cuestan igual que un lápiz nuevo. Además, al usarlo, evitas la tala de muchos árboles. Y el resultado después de media hora es algo así:

chico1

 2º El segundo paso es entintarlo, yo uso normalmente los grafos de punta 0.1 o 0.2, aunque a veces también uso plumillas. Lo malo de estas últimas es que tardan mucho tiempo en secar, y como soy un patoso, mancho toda la hoja de tinta.

chico2

El tercer paso es borrar el grafito, y corrijo todas las cosas que no me han quedado del todo bien o no me gusten.

chico3

El cuarto paso es colorearlo, en este dibujo he usado lápices acuarelables (muy muy útiles), pero también uso Artist Pens, gouache, acrílicos, etc. En realidad, en este dibujo también he usado ArtistPen para darle unos retoques a los colores oscuros. Ha quedado algo chapuza, y los colores no me convencen, pero .. Et voilá! Aquí está.

boceto4.jpg

Hundo en mia fornelo

In Sueños on June 14, 2007 at 3:47 pm

Kreditis feston en mia fornelo, aux tio aspektis. Mia patro estis kolera sed mi ne havi la kulpo. Mia domo estis tre malsama, kreditis multaj lumoj kay sonoj. Kvankam cxio aspecktis malvida kay mi movigxis meze kapturna. Fornele havis krembruna  fornelo ekbojis. Vegike kaj elire de mia domo mi vidis la echfornelo.

Cuando cae la noche – Episodio Uno

In Rareza on June 3, 2007 at 11:09 am

Mis sentidos se despiertan, mi sangre empieza a correr de nuevo, mi insaciable hambre me suplica con gritos ese néctar de orgasmo, mis labios se humedecen preparados para  comer, mis ojos se abren como ventanas y en ellos se haya la luz que verán las víctimas de mi placer.

Un movimiento ligero y leve y me hallaba de pie al lado de mi ataúd hecho a medida. Mi túnica negra se doblaba sutilmente como una elegante serpiente, mis pasos eran mudos y desde mi guarida se oía cómo fluían la sangre del ganado. Mi hogar era un pequeño antro subterráneo situado en la periferia de esta hermosa ciudad marina. Claro está, no voy a revelar la situación exacta. La luz de la luna es preciosa esta noche. Los coches circulan a gran velocidad, y en ellos, almas inocentes y algún condenado que otro. Me acerqué a una pareja de un apuesto hombre rubio de treinta años y una mujer cuya cara parecía tener una capa de un kilo de maquillaje (Eso no me lo pienso comer). Los dos parecían felices, pero lo que no sabían es que estaban destinados a morir.

– Cuando cae la noche – dije justo detrás de ellos como si fuera un fantasma (en cierto modo lo soy)- todo parece más… jugoso.

Gritaron como niños pequeños cuando les intentas quitar un juguete, pero yo les quité la vida.

Continuará