Yuan Chen

Archive for August, 2008|Monthly archive page

Quisiera vomitar

In Pensamientos on August 30, 2008 at 3:15 am

A veces no entiendo muchas cosas. Me asusto de lo que pienso, me asusto de lo que leo y tengo conclusiones que me marean hasta que vomito. Hasta qué punto lo que lees es real, quizás la fantasía es lo que nos causa náuseas.

Los últimos días de verano en Vigo fueron bonitos, pero cuando te conviertes en diabético emocional, ansias excitadamente afrodisía prohibida. La melancolía es para los soñadores y para los que viven en tiempos pasados. Pero quién no quiere soñar si vivimos en una caja de metal, aunque a veces me siento como dentro de un microondas. pluff. pluff.

Creo que esta noche quiero alocarme, salir de mis normas, drogarme y ver las estrellas estrellándose en mis ojos. Pero primero unas gotas de sudor.

Kursader y moi estamos intentando crear una galería en Flickr, de momento podéis visitar http://flickr.com/photos/ilikeeatingtofu/

Mi cámera está en la UCI todavía, pero pronto saldrá de su operación. Finalmente, volverá a las manos de su padre pederasta.

Lo que suena en mi oídos: Here’s The Thing – Girl Talk

Advertisements

Leopoldo López

In Uncategorized on August 20, 2008 at 2:35 pm

I just read a very insightful interview of Leopold López in the magazine Monocle. It was him who stopped President H. Chávez changing the constitution and this November he hopes to be elected to mayor of Caracas. He promises changes against the failure of Chávez’s policies. He has been mayor of Chacao for 8 years and did an incredible job: he has significantly reduced crime rates, has found a feasible system of waste disposal collection for Chacao. 

I personally think it will be interesting to have him running the capital’s government but I wonder if he is aware that Macao’s population is 73 thousands and Caracas’ is 5 million.

 

Some facts about him:

1993 He studied Economics at Kenyon College, Ohio.

1996 He obtained a Master of Public Policy in Harvard University’s Kennedy School of Government.

2007 He received an honorary Doctor of Laws Degree from his Alma Mater, Kenyon College.

A leading Venezuelan newspaper, El Nacional, named López its 2003 Person of the Year, describing him as one of the most notable leaders of the opposition to Chávez and as the best mayor of the metropolitan area of Caracas.

 

Buena Suerte LL.

 

Sources// 

Monocle Magazine

Wikipedia.org and related.

London pt. 2

In Uncategorized on August 17, 2008 at 8:52 am

Parece que mi suerte está cambiando de rumbo. Vine ayer al albergue y no tenían habitaciones libres, pero una chica se cambió de las habitaciones mixtas a las femininas y me quedé con su cama. Por la noche salí por Piccadilly, pero no fue gran cosa, realmente no gran cosa. Salí con mis compañeros de cuarto, unos 5 treintañeros de un pueblo cerca de Barcelona, ya me podéis ver a mí con ellos.. Me sentí tan joven. Fuimos a Cheers, un pub-disco para gente definitivamente no como yo. La entrada fue fue decente, cinco libras más copas por 6 libras. No está mal para ser Londres.

He conocido a un grupo de canarios bastante simpáticos en el albergue con quien voy a ir hoy por ahí. Me está gustando esto de viajar solo.

London

In Uncategorized on August 16, 2008 at 8:46 pm

Esta manhana he cogido el horrible bus de nuevo para llegar a Londres.. Ciertamente fue eterno… 9 horas de viaje… en fin. Lo que uno tiene que hacer para que todo salga barato.

Sin nada reservado, llegue a un albergue en el medio de la nada… y tuve suerte! se me acaba el tiempo… del cyber… es lo unico que puedo decir.

Edinburgo + Glasgow pt.2

In Travel, Viajes on August 15, 2008 at 7:59 pm

Edinburgo me recordó mucho a Barcelona, especialmente ahora que el Festival Internacional está en marcha. Las calles están adornadas con gente de un montón de países diferentes, espectáculos musicales y teatrales, sonidos y colores, formas y olores. Parecía que era imposible aburrirse, siempre hay alguien ofreciendo folletos y siempre hay alguna tienda funky a la que ir.

Quizás no estuve tanto tiempo como para captar la esencia de la ciudad, pero suficiente para saber que me ha capturado algo de su magia. Ese día, comí en The Elephants House, una acogedora cafetería donde J.K. Rowling escribió su primera novela que la hizo asquerosamente rica. Los ventanales del café daban vistas al castillo de Edinburgo, otra fuente de ingreso para la ciudad a pesar de ser un lugar de patrimonio público, actualmente es una base militar. Al acabar mi stramboli de pesto, empezamos nuestro paseo por la ciudad. Visitamos varias tiendas un poco estrambóticas, una tienda de ropaje vintage, otra tienda de sombreros de época. En una tienda bastante indie me compré una palestina por tres libras, ciertamente huele fatal, un olor no muy agradable a perro mezclado con axe que más tarde le eché. Había un montón de tiendas por Grassmarket, y en una de las calles cercanas fuimos espectadores de unos bailarines coreanos muy musculados que bailaban danza moderna callejera con toques de ballet y break dance, fue increíble. Visitamos The Fruitmarket Gallery, donde había una exposición muy interesante de instalaciones. Finalmente, cenamos en una kebabtería. Nos hicieron un descuento por ser estudiantes y quedé muy lleno con mi hamburguesa vegetariana.

Al volver a Glasgow, fui a una fiesta de una amiga de Rowan. Fue bastante aburrido, aunque seguramente fue porque tenía unas expectativas muy altas. Tenía en mi menete las típicas fiestas masivas estadounidenses en casa de alguien, pero esto fue más bien una quedada de amigos más íntimos. Bebí bastante y ahora lo estoy pagando caro con mi dolor de garganta. Mi amiga y yo nos despertamos sobre las 7, nos fuimos y andamos un rato hasta llegar a la universidad de Glasgow, un impresionante edificio que inspiraba mucho para estudiar. Luego pasamos por el Kevin Gallery que estaba cerrado y volvimos para casa. Dormí un montón, después de haber dormido malamente en casa de la amiga de Rowan.

Me desperté a las 2 y desayuné y comí y luego tenía pensado comprarme los billetes para irme por la noche a Cardiff, pero resulta que cuesta casi sesenta libras. Un precio no muy razonable. Me sentí un poco culpable por quedarme una noche más, realmente ya he pasado tres días y no quería estorbar más, pero 70 euros por un billete de bus era demasiado. Así que he decidido marcharme por la mañana a Londres, quedarme esa noche y la mañana siguiente irme a Atlantic College. Aún estoy esperando la respuesta de varias personas… Llegaré sobre las ocho de la noche del día 16… Realmente me quedan tan pocos días para que empiece el curso. Siento incertidumbre, ganas y nervios de empezar. Nunca se sabe lo que me espera el año que viene.

Un abrazo a todos mis seres queridos.

Ohlala, ya estoy en Glasgow!

In Travel, Viajes on August 13, 2008 at 9:06 pm

La tarde del 12 de Agosto me bajé del avión con un sabor amargo en mi boca, el sabor del adiós. Un nuevo país que descubrir, nuevas voces y nuevos colores. Aunque a veces te sorprendes de lo pequeño que es el mundo, cuando me subí al Gatwick Express vi a una familia con cara de perdidos. Mis instintos me decían que eran españoles, es algo que puedes saber por una razón desconocida, y de hecho no erré en mi deducción. Llegué a Victoria y me mi cabeza daba vueltas. ¿Qué tengo que hacer? Solo imaginad a un chino con una mochila gigante y otra más pequeña por delante además con una bolsa con una tarta de Santiago en ella, ese era yo en ese momento. Eran sobre las cuatro o quizás cinco. No tenía ni idea de qué hacer, me convencí de que no quería tener nada planeado, sólo sabía que a las once y cuarenta y cinco tenía mi bus para irme a Glasgow. Tampoco sabía cuando Rowan me iba a recoger. Vivir en el misterio y en la incertidumbre tiene su morbo, como conocer a desconocidos. Dejé mi mochila grande en la estación y después de echar un vistazo a mi Lonely Planet tenía más o menos plan.

Tenía sobre 5 horas para volver antes de que cerraran el depósito de equipaje. Caminé observando cada edificio construido, mirando a los ojos de la gente londinense que caminan rudamente veloz. Los edificios son en su mayoría de pocas plantas, una o dos. Con fachadas seculares que se conservan de una forma muy decente. Caminé sin saber por donde iba, pero seguía andando. Seguí unas señalizaciones y llegué al Buckingham Palace, donde un cantidad asombrosa de turistas miraban a los guardias con sombreros peludos funkies tan graciosos. El día estaba precioso, ni siquiera notaba frío, incluso al caminar tuve que quitarme la camisa para quedarme con la camiseta solamente. Me senté en la plaza donde la gente se sacaba fotos y sonreía. Había una mujer vestida de una forma muy rococó, con un traje de señora verde claro muy hortera hacía malabares con tres bolas mientras intentaba respirar como podía, sus tacones eran más largos que su propio pie. Parecía una broma surrealista personificada. Luego caminé por The Mall, un paseo con árboles muy bonito para llegar a Trafalgar Square. Por el camino me encontré con el museo de arte contemporáneo, quisiera haber entrado pero tenía pocas horas y quería tener mi primera impresión de Londres hecha antes de volver por segunda vez. El museo tenía una pequeña tienda con muchos libros interesantes, recuerdo uno “Art and Sex”, también recuerdo una postal de un tío chupándose un dedo del pie. Llegué a Trafalgar Square, donde estaba una pantalla gigante donde estaban echando las Olimpiadas y diferentes ads de London 2012. Me senté un rato sobre uno de los varios periódicos gratuitos que reparten en cada esquina y contemplé el espíritu deportivo reflejado en una pantalla. El National Gallery estaba cerrado, pero ya lo visitaré. Luego caminé hacia Picadilly donde está la estación de Charing Station. La mítica fotografía de los neones de TDK venían a mi mente mucho antes de que llegara. Una vez allí me senté al lado de la estatua de Eros, un rato mientras italianos se hacían fotos, una chica y un chico de origen desconocido jugaban a las cartas, personas solitarias esperando a nadie, gente callada. Después seguí caminando y llegué a Oxford Street, la primera tienda que vi fue la de GAP, pero seguían muchas más. Recordé el vértigo que me da la Altura. Un lugar alucinante para hacer compras con un bolsillo bien armado, porque sino otros como yo, prefieren mirar. Entré en varias tiendas que me gustan demasiado para rechazar mis instintos, UNIQLO estaba cerrando y no pude probarme unos pantalones fit verdes, había demasiadas cosas en TOPMAN como para comprar alguna. Al final no compré nada. Tenía demasiado peso encima como para comprar algo extraordinario. La gente de Londres viste de una forma muy austera, muchos tienden a vestir con traje de gamas oscuras y pocos son originales, pero quizás será porque andaba cerca del SOHO. No puedo negar tampoco mi pasión por las chaquetas largas inglesas, echo de menos mi cazadora de Izzue de material-que-se-parece-a-terciopelo-negro.

Eran las nueve y tenía que cenar. Por el camino, me había comido las dos manzanas que había traído de Vigo, pero necesitaba algo más completo. Caminé y caminé, pero los restaurantes que se hallaban abiertos estaban fuera de mi límite económico, quizás no, pero mi plan es gastar menos de 200 libras en todo el viaje, sí señores todo un récord en el país británico. Al final acabé comiendo un sándwich de pescado en un Spar, lo que fue realmente asqueroso. Tenía menos de una hora y media para volver, llegar a tiempo y recoger mi equipaje. No estaba seguro si iba a llegar a tiempo. Así que me dispuse a usar el metro y llegar en menos de 10 minutos, pero… no estaba dispuesto a pagar cuatro libras por dos estaciones! Así que caminé y caminé a toda velocidad, había pensado en coger otra ruta, pero cuando me perdí en Whitehall Street (creo) donde pude visualizar el Big Ben. Al final recurrí por hacer el mismo recorrido pero en sentido contrario y sin darme cuenta había llegado en menos de media hora. Recogí mi equipaje, y esperé en la estación hasta que el bus llegara. Noté que mi estómago me pedía algo caliente, y al final compré una samosa vegetal y una ricotta de espinacas. A la mañana siguiente, después de una noche de moverme mucho en mi propio asiento y de dolor de culo, llegué a Glasgow con una hora de retraso.

Glasgow es una ciudad un poco más industrial, pero tiene su magia. Muchísimos edificios neoclásicos preciosos y también edificios modernos. Hoy fue un día muy activo por la mañana. Rowan y yo cogimos las bicis y dimos una vuelta por Pollock Park nominado el mejor parque europeo del 2008. Sinceramente tiene bien merecido este título. El parque es de una dimensión vasta y cuenta con una gran cantidad de hermosos jardines, en el centro de uno de ellos hay un árbol (no sé cuál era), pero tenía una pinta muy Sleepy Hollow, un árbol con gigantescos brazos que parecían moverse con el sonido de las hojas. Luego visitamos un exposición de tapices de seda traídos de Uzbekistán y exposiciones permanentes de China, Egipto, etc. Fue interesante, aunque prefiero el arte moderno. A la vuelta, preparamos la comida: halloumi frito con orégano con pan multicereales casero y una ensalada. Después fuimos al Tramway, una instalación sobre el antiguo tranvía. Había una interesante exposición de una artista contemporáneo aunque no le encontré el significado, aunque me gustó mucho el material de las figuras. Luego colgamos deseos en el árbol escocés con el nombre de mi amiga, finalmente nos echaron del parque porque había saltado la alarma de incendios. Volvimos a casa, dormimos un rato y luego sobre las 4 salimos de nuevo. Visitamos el Lighthouse, un edificio con exposiciones de arquitectura y arte moderno. Intentamos visitar el Gallery of Modern Art, pero cerraba a las 5. Luego dimos unas vueltas por el centro y finalmente comenzó a llover de una forma no muy agradable, así que decidimos por no salir por la noche y quedarnos vagueando en la casa de Rowan. Por cierto, es una casa preciosa y misteriosa. Con un montón de libros, el típico techo de casas antiguas del siglo XIX, miles de cosas retro, me gusta! Eso ha sido todo hasta ahora. Pronto más.

tomorrow Edinburgh!

Una nube de ideas y pensamientos durante mis vacaciones en Vigo

In Uncategorized on August 12, 2008 at 1:47 am

Nunca pensaría que irme a otro país sería tan difícil. Por supuesto lo digo en el sentido emocional. Hace unos años me moriría por ir a un nuevo país, descubrir gente nueva, pero parece que cuanto más esté aquí en este pequeña ciudad con tan pocas cosas más quiero quedarme un rato más.

Esta ciudad entraña secretos, pero quizás me esté encaprichando con ciertas últimas novedades en mi vida. 

Mañana cojo un avión para Londres. En 8 días estaré de vuelta en Hong Kong, el mundo materialista de tantos secretos también. Un mundo infinitamente vasto como para recorrer en tan poco tiempo. 2 años.. quizás sean más que suficientes. Quisiera asentar mi vida, estoy cansado de moverme de un lado para otro. ¿Qué me está pasando? Estaré teniendo una crisis? quizás me haya perdido esa rabia adolescentil que mueve montañas, almas y mares.

He descubierto muchas cosas en estas vacaciones. Cosas sobre mí. Cosas sobre esta ciudad. Cosas sobre mis amigos. Sobre mí, he recapacitado mucho. Me he dado tiempo para saber lo que quiero tanto academicamente hablando como emocional. Escribir las pautas de mi juego. Quiero ser feliz, y para ello debo de conseguir mis metas. Mis metas no están definidas del todo, pero tengo un boceto que se aproxima al producto final.Mis amigos son, en fin, lo mejor del mundo. Los quiero y ellos me demuestran que me quieren también. Repito en este momento, justo este momento a las 3.33 de la madrugada soy feliz. Por eso me está costando irme de este sitio, por eso mi consciente no me deja dormir. Quisiera decir que todas esas personas a las que veo y les sonrío, es porque alguna razón. Estoy tan satisfecho. Si estás leyendo esto, y eres mi amigo, quisiera decirte que te quiero, o al menos que te aprecio mucho, tanto como para quererte. Mucha de la gente que he conocido me ha aportado muchas visiones, ideas y pensamientos. Además de comprensión y cariño. Es genial vivir con amigos.

Estas son las razones por las que no puedo dormir supongo. Estoy en un estado de alerta inconsciente. Supongo que tengo miedo a caminar solo un rato, o volver a mi otro mundo. Mi mundo mágico. Otro mundo mágico. Espero también ver a muchas otras personas, pero todo a su tiempo.

Mis padres se han portado tan bien conmigo y yo podría haber hecho tantas cosas mejor, pero intento ser un buen hijo y satisfacerle, hacerles que se sientan orgullos. Solo que hay cosas que son muy dificiles para mi de cumplir. Sé que no estarán leyendo esto seguramente, pero quisiera decir al mundo entero que les debo la vida, que los amo, a pesar de que nunca nos expresemos sentimientos, me gustaría decir que estoy orgulloso de tenerlos como padres y sé que son unas personas maravillosas.

Esta entrada se está volviendo como una declaración o un testamento, pero no me voy a morir todavía. Solo estoy aclarando mi mente. Escribir me relaja y desenreda asuntos no claros.

Usar las palabras de forma correcta es todo un arte, a veces defines a una persona de una forma y a partir de ese momento todo el mundo la juzga. En fin, tengo miedo de a veces decir las cosas mal, y no usar las palabras correctas, pero es inevitable hablar con inexactitudes. 

Una de las cosas que echaré de menos más serán los árboles y mi flexibilidad. Poder estar en cualquier sitio a cualquier tiempo. Incluso el hecho de estar solo. Me gusta disfrutar de mi intimidad y silencio. Momentos en los que escribo y pienso. Como este.

Thierry van Biesen

In photography on August 4, 2008 at 9:34 pm

Luces y colores que crean un mundo irreal de una expresividad atrevida y casi transgresora. Esto es Thierry van Biesen. Nacido en Beirut y crecido durante la guerra civil libanesa. Influido por su propio tío y por los cómics de Hergé y Moebius, autores de ‘Tintín’ y ‘el teniente Blueberry’ respectivamente. Sus trabajos han sido publicados en revistas independientes como ‘Tank’, pero otras más comerciales como la edición japonesa de ‘Elle’.

Light and colours create the unreal world of such bold and daring expressiveness that is almost transgessor. He is Thierry van Biesen. He was born in Beirut and grew up during the Lebanese Civil War. Pretty influenced by his own uncle and comics by Hergé and Moebius, authors of ‘Tintin’ and ”Blueberry’ respectively. His works have been published in independent magazines such as ‘Tank’, but also in others more commercial such as the Japanese edition of ‘Elle’.

Pierced-Melted. “Refleja un mundo sin densidad, pasamos a través de las cosas y ellas nos atraviesan sin consecuencias”. / “It depicts a world without density. We go through things but they go through us withou consequences.”

+thierryvanbiesen.com

Fuentes / Sources: NOX #10

Roma no paga a traidores

In Pensamientos on August 3, 2008 at 1:35 pm

Viriato fue asesinado por sus propios hombres a quienes se les había prometido una recompensa, pero éstos también fueron traicionados por el mismo Cepión.

Sin ninguna duda nos traicionamos unos a otros, un hecho tan cierto pero moralmente tan inaceptable que nos olvidamos frecuentemente de su posibilidad. La naturaleza te enseña que algunos tipos de ratones se comen a sus crías cuando sienten miedo. ¿Te imaginarías comerte a tu propio bebé? Uno se siente en peligro y se zampa un sashimi de bebé bien crudito. Un ejemplo macábramente gráfico, sin embargo creo que el problema, o la ventaja, del ser humano recae en la moral y estructura sociológica intrésicamente compleja que hemos construído durante nuestra existencia.

Estaba pensando escribir algo sobre las parejas, pero quizás eso no se adecua muy bien al origen del nacimiento de este post. O quizás sí. Resulta ser que estaba algo molesto con uno de mis amigos. De hecho me cae muy bien, es una persona inteligente, agradable y en general buen-hijo y buena-persona. Ciertamente no sabía el origen de mi enfado, pero lo deduje después de un rato pensándomelo bien. Me traicionó o lo que es lo mismo me mintió, una diminuta e nimia mentira que crece y se vuelve huracánica hasta que te atrapa en nubes de tormenta gris.

Me llamó por teléfono, me enfadé por lo que había hecho, mentirme de esa manera tan burda, sinvergüenza. Aunque soy consciente de que enfadarse no es la forma más adecuada para resolver un problema, sienta tan bien poder ser borde con alguien, hablarle en un tono casi envenado,  usar la violencia en su estado más sútil, el sarcasmo. El placer que sentí fue inmenso. Tener la certeza de que estás hiriendo a otra persona por tu orgullo roto es algo espléndido. Querer solucionar un problema conlleva tiempo, sacrificio y mucho esfuerzo. El ser humano sigue la ley universal de la simplificación, ésta nos muestra que seguir tus instintos es lo más humanamente animal que puedes hacer. El instinto me diría en una situación como ésta, enfadarme, negarme, ser egoísta, pero como nos hemos educado en una sociedad políticamente correcta, queremos erradicar el conflicto y mantener la armonía y paz, a pesar de que todo tienda al caos como lo mostraría la segunda ley de la termodinámica. El ser humano es tan contradictorio, y por ello somos traidores, incluso con nosotros mismos. Nos mentimos. Nos autoconvencemos de lo que creemos que es más conveniente. Adoramos la lógica ordenada que queremos como gobernador, pero a veces acudimos a la guerra y nos matamos unos a otros. Muchos pensamos que sabemos mucho, pero al final todos somos unos ignorantes, unos nadie, una persona que vivirá un promedio de 80 años y se convertirá en pasto de bacterias. Nadie sabe nada. Nadie es nadie.

Colgué el teléfono de golpe. Me llamó tras un rato, preguntándome si estaba enfadado. Todavía me sentía engañado, atrapado en una telaraña en la que un gran gusano se hallaba en el medio, pero en ese momento yo era la hambrienta araña gorda segregando jugos gástricos. Hubiera querido decir: “Roma no paga a traidores”, pero mi moral me aconsejó quedar en ayunas.