Yuan Chen

Archive for 2009|Yearly archive page

Environmental Graffiti

In Art on August 23, 2009 at 9:38 am

Via http://www.environmentalgraffiti.com/ecology/30-most-incredible-abstract-satellite-images-of-earth/1324/3

Advertisements

Graffitis pseudo-antinazis

In Vigo on August 14, 2009 at 2:44 pm

Una de las cosas por las que me sorprendo más cada vez que camino por Vigo es la cantidad de graffitis en las paredes de tanto un muro situado un callejón como en bajos comerciales, viviendas, museos, colegios y cualquier lugar sobre el que el espray puede dejar huella. No estoy en contra de los graffitis, me parecen que son manifestaciones artísticas propias de ambientes urbanos en los que los jóvenes expresan ideas de una manera libre y espontánea. Sin embargo, ensuciar la obra  en las que otras personas se esforzaron me parece totalmente incorrecto. No sólo es una gran falta de respeto hacia el arquitecto que ideó tal espacio, el obrero que colocó cada una de los ladrillos y cualquier otra persona envuelta en tal esfuerzo intelectual y físico sino ensucia la imagen de la ciudad. Aunque no existen espacios designados a los graffitis, existen otros espacios alternativos más adecuados. Por ejemplo, a lo largo del Paseo del Lagares existen paredes de naves industriales cubiertas de graffitis, algunos dignos de admiración.

Creo que admiro bastante el arte del graffiti y la subcultura urbana, sin embargo aquellos que son pintados con compulsividad insconciente y verborrea gráfica incontenida me disgustan demasiado. Hoy caminando por la Rúa Fotógrafo Felipe Prosperi, justo en frente del Conservatorio Profesional de Música (que también está decorado con magníficas pintadas sinsentido), me hallé con unas pintadas supuestamente antinazis. Ha! Todos queremos ser grandilocuentes.

Antinaziantinazis2antinazi3antinazi4

Cycling Trivialities

In Música on June 29, 2009 at 9:56 am

Just feeling like this lately.

Partes custodiadas bajo las cadenas más fuertes de mi imaginación y realidad

In Uncategorized on April 28, 2009 at 6:01 pm

He comenzado a escribir un diario personal, pero no tengo el coraje de publicar todas las palabras ni me parece este el mejor medio de publicar interiorizaciones demasiado privadas que invuelven nombres, situaciones personales y referencias. He seleccionado aquellas que me parecen estéticamente atractivas o simplemente curiosas de leer, contemplar o tragar sin sentir nada. 

Me estoy dando cuenta lentamente de que me gusta el estilo fragmentario. Pequeños cúmulos de palabras que se pueden ramificar, con esto me refiero a las diferentes abstracciones de las frases.

—–

Ese momento nos miramos y fue un silencio atorbellinado. Un sentimiento que describo como hormigas en el estómago. Lo que pasó de aquellas fue como un pronóstico de lo que está pasando ahora mismo.

—–

A veces siento que vivo en una pura fantasía, que estas mismas palabras que estoy escribiendo no son más que producto de mi vida de cuento. Soy un personaje, un peón, una ficha en el tablero. 

—–

Creo juegos mentales que me producen estímulos mediante miradas y sonidos.

—–

Tener tanta responsabilidad me duele un poco. Tener que asumirlas quizás sea lo que realmente cuesta más esfuerzo. Me dolió verte llorar. Las lágrimas que salen de tu cara tan inocente me hicieron temblar, dudar de lo que decir.

—–

Esta mañana fue preciosa. A pesar del sueño extraño que me hizo levantar de una manera demasiado brusca de lo usual, el sonido tan harmonioso de los árboles y su movimiento sensual y casi rítmico me atrapó en un himnótico momento. Fue bello.

Raro.

In Uncategorized on February 15, 2009 at 4:57 pm

Una de las palabras que más uso en inglés es weird. Raro.

Nunca me ha gustado mucho usarla. Es vacía, insignificante e impersonal.

Cuando no sabemos qué decir, decimos “that’s weird” o “so weird”. Pero no entiendo por qué las cosas son tan raras. Casi como una palabra comodín la usamos cuando nos extrañamos o no sabemos muy bien como actuar. Pienso que  la palabra rara es inapropiada en la sociedad en la que vivimos y debería ser erradicada de la faz de la tierra. Porque alude al exclusivismo o fanatismo, a las clases sociales, a categorías y esteriotipos con las que vivimos o quizás nos gustaría vivir. Simplificar. Eso es, somos unos simples. Sin embargo, yo soy raro y tú también.

Todos queremos ser diferentes, pero al mismo tiempo iguales. Queremos ser extraordinarios, pero no “especiales”. No queremos ser un bicho raro, desalienado de toda regla o moral, sino un héroe entre masas. No queremos ser raros o raritos

¿Acaso no somos todos raros? Al final todo son apariencias que uno no quiere mostrar, que oculta… Tenemos miedo a ser etiquetados, pero somos unos hipócritas. Unas grandes cabezas huecas. Al final nadie sabe lo que pienso ni siento ni nada de nada. Nadie sabe nada ni de mí, ni de ti, ni del señor que vende periódicos. ¿Somos nosotros nosotros,o  somos lo que queremos ser, o somos lo que otros nos perciben o somos una mera ilusión?Cuerpos llenos de electricidad o vacíos. Palabras inocentes o intenciones sangrientas. 

Marionetas. Somos Marionetas, pero he roto los hilos. Me he caído y me he abierto la cabeza como una lechuga. Pero al menos puedo liberar las lechuzas en mi cabeza. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH. Dolor de cabeza. ¿Por qué todos no nos rompemos las cabezas? Así podríamos hacer una ensalada.

Quizás esté delirando porque no entiendo la existencia. Entender quizás sea una palabra demasiado grande. Lo correcto sería decir no he encontrado las excusas ni motivaciones. Soy un raro. Un raro a quién le gustaría amar y odiar. Hacer el amor con quién quiera, y gritar, chillar y romperme una cuerda vocal. Pero la verdad, es que vivo en mi propio mundo mágico, una utopía en donde yo soy un protestante con bozal.

Grito en silencio.

Así es como me siento últimamente, raro…

Yuan Chen

Sacarme los ojos con una cuchara

In Uncategorized on February 9, 2009 at 3:08 pm

En este momento mismo, quisiera quitarme mi sudadera a cuadros grises, mi camiseta de Perú de mi amiga Trilce, mis sandalias baratas marrones compradas en Khao San road, mis pantalones negros y mi ropa interior y arrimarme tanto a la esquina del tejado y mirar la bahía y saltar para caer sobre los árboles secos y clavarme tantas astillas como poros tengo. 

Ese sufrimiento sanguinario y caliente… Quizás no pueda resistir. Cada día que pienso, cada día que respiro, cada noche en la que mis ojos son como piedras y mis pestañas agujas, quisiera hundirme en lodo para poder parar… dejar esta galaxia para volar.

Sacarme los ojos con una cuchara. Y usar mi cabea como un cuenco, lleno de gel rosa rico. Rico Rico.

El suicidio… qué dos palabras tan grandes. El – Suicidio. Demasiado fácil, y demasiado complicado. No tener los huevos suficientes para hacerlo o tenerlos demasiados grandes para ser un estúpido. No entiendo nada de nada. Escribo sin pensar, ni meditar, ni recapacitar. Qué  más da todo, sino ya nada cobra sentido cuando uno muere. Vivir es morir. Y morir quizás es vivir. Pensamientos. Holden.

You did fine you said. What does it mean? FINE FINE FINE. Four fucking letters that are too abstract to mean anything significant. I don’t understand. Say it was good, or bad, or even it could’ve been better. but FINE FINE FINE. I don’t understand and that is not fine. Don’t fool with me. Don’t joke, because I took things seriously and you just said FINE.