Yuan Chen

Archive for the ‘Pensamientos’ Category

Una vela apagada

In Pensamientos on October 2, 2008 at 5:19 am

Cuando el miedo se vuelve demasiado grande y no podemos parar de temblar, las cosas se vuelven grises y dejamos de ser racionales. 3, 2, 1. La vida se acabó, es el fin del mundo. Es tan fácil dejar de vivir, pero se necesitan años para construir a esa persona, darle una apariencia física y un psique. 

Cada día, no, quizás cada segundo, por cada parpadeo que doy, por cada partícula de aire que entra por mi nariz, varios viajan a otra dimensión y  nacen almas todavía inocentes en nuestro universo. Es como un río fluyendo, nos desviamos en ramificaciones y a veces nos secamos.

Lo siento. Siento mucho lo que ha pasado. Siento que el futuro no se pueda predecir. Lo siento.

Quisiera vomitar

In Pensamientos on August 30, 2008 at 3:15 am

A veces no entiendo muchas cosas. Me asusto de lo que pienso, me asusto de lo que leo y tengo conclusiones que me marean hasta que vomito. Hasta qué punto lo que lees es real, quizás la fantasía es lo que nos causa náuseas.

Los últimos días de verano en Vigo fueron bonitos, pero cuando te conviertes en diabético emocional, ansias excitadamente afrodisía prohibida. La melancolía es para los soñadores y para los que viven en tiempos pasados. Pero quién no quiere soñar si vivimos en una caja de metal, aunque a veces me siento como dentro de un microondas. pluff. pluff.

Creo que esta noche quiero alocarme, salir de mis normas, drogarme y ver las estrellas estrellándose en mis ojos. Pero primero unas gotas de sudor.

Kursader y moi estamos intentando crear una galería en Flickr, de momento podéis visitar http://flickr.com/photos/ilikeeatingtofu/

Mi cámera está en la UCI todavía, pero pronto saldrá de su operación. Finalmente, volverá a las manos de su padre pederasta.

Lo que suena en mi oídos: Here’s The Thing – Girl Talk

Roma no paga a traidores

In Pensamientos on August 3, 2008 at 1:35 pm

Viriato fue asesinado por sus propios hombres a quienes se les había prometido una recompensa, pero éstos también fueron traicionados por el mismo Cepión.

Sin ninguna duda nos traicionamos unos a otros, un hecho tan cierto pero moralmente tan inaceptable que nos olvidamos frecuentemente de su posibilidad. La naturaleza te enseña que algunos tipos de ratones se comen a sus crías cuando sienten miedo. ¿Te imaginarías comerte a tu propio bebé? Uno se siente en peligro y se zampa un sashimi de bebé bien crudito. Un ejemplo macábramente gráfico, sin embargo creo que el problema, o la ventaja, del ser humano recae en la moral y estructura sociológica intrésicamente compleja que hemos construído durante nuestra existencia.

Estaba pensando escribir algo sobre las parejas, pero quizás eso no se adecua muy bien al origen del nacimiento de este post. O quizás sí. Resulta ser que estaba algo molesto con uno de mis amigos. De hecho me cae muy bien, es una persona inteligente, agradable y en general buen-hijo y buena-persona. Ciertamente no sabía el origen de mi enfado, pero lo deduje después de un rato pensándomelo bien. Me traicionó o lo que es lo mismo me mintió, una diminuta e nimia mentira que crece y se vuelve huracánica hasta que te atrapa en nubes de tormenta gris.

Me llamó por teléfono, me enfadé por lo que había hecho, mentirme de esa manera tan burda, sinvergüenza. Aunque soy consciente de que enfadarse no es la forma más adecuada para resolver un problema, sienta tan bien poder ser borde con alguien, hablarle en un tono casi envenado,  usar la violencia en su estado más sútil, el sarcasmo. El placer que sentí fue inmenso. Tener la certeza de que estás hiriendo a otra persona por tu orgullo roto es algo espléndido. Querer solucionar un problema conlleva tiempo, sacrificio y mucho esfuerzo. El ser humano sigue la ley universal de la simplificación, ésta nos muestra que seguir tus instintos es lo más humanamente animal que puedes hacer. El instinto me diría en una situación como ésta, enfadarme, negarme, ser egoísta, pero como nos hemos educado en una sociedad políticamente correcta, queremos erradicar el conflicto y mantener la armonía y paz, a pesar de que todo tienda al caos como lo mostraría la segunda ley de la termodinámica. El ser humano es tan contradictorio, y por ello somos traidores, incluso con nosotros mismos. Nos mentimos. Nos autoconvencemos de lo que creemos que es más conveniente. Adoramos la lógica ordenada que queremos como gobernador, pero a veces acudimos a la guerra y nos matamos unos a otros. Muchos pensamos que sabemos mucho, pero al final todos somos unos ignorantes, unos nadie, una persona que vivirá un promedio de 80 años y se convertirá en pasto de bacterias. Nadie sabe nada. Nadie es nadie.

Colgué el teléfono de golpe. Me llamó tras un rato, preguntándome si estaba enfadado. Todavía me sentía engañado, atrapado en una telaraña en la que un gran gusano se hallaba en el medio, pero en ese momento yo era la hambrienta araña gorda segregando jugos gástricos. Hubiera querido decir: “Roma no paga a traidores”, pero mi moral me aconsejó quedar en ayunas.

Free love

In Pensamientos on September 12, 2007 at 3:06 pm

Mientras la lluvia cae,

bolsos de LV, paraguas de chanel

piernas depiladas corren hacia tiendas de cosmética

Sam, ojos azules, Franz, pelo oscuro,

se dan besos con lengua sobre un banco,

palomas vuelan al son de la música pop del centro comercial

el tiempo se tiene, y la cámara continúa grabando,

la estatua que se ve desde la ventana empapada desde una oficina,

la página porno del ordenador de N., el jefe de departamento acercándose,

el café que se derrama al levantarse Jeanne,

la puerta que se abre, el olor a húmedo,

los neones parpadeando, los coches pitando,

los peatones correteando, la música callejera,

la guitarra acústica del artista sin blanca,

los cuadros empapados de ilusionistas sin ilusiones,

camisetas de Free Love, lágrimas de hojalata,

casualidades que causan catástrofes,

palabras banales que se dicen, la mano sobre el pecho,

las minifaldas provocativas de estudiantes de secundaria,

condones rotos en las aceras, comida caducada en la papelera.

Dime, todo esto significa algo para ti? Porque…

Dime qué piensas, y te regalaré una pieza de mi amor.

Transatlanticism- Death Cab for a cutie

Heridas (I)

In Pensamientos on September 8, 2007 at 3:17 pm

Me siento solo. Muchas veces me gustaría llorar en un rincón mientras una negra masa desuniforme me va arrancando las uñas, una por una, mientras sufro. Mis lágrimas se convierten en poesía. Mi sangre en tinta recién hecha. Mis venas se preparan para ser arrancadas. Para ello, estas cuchillas oxidadas. Oh, qué placer, qué morbosidad. No quieres tirar de mi pelo uno por uno acaso (?). No ves como mis poros lloran rojo, no ves como mis dedos se caen a trozos. Venga, vamos ayúdame a ver la nada, ayúdame a ver lo que los muertos felices ven. Ayúdame a ahogarme en mi propio mar de … ti.

Dedicado a todos aquellos que son manchas oscuras en la oscuridad.

Las marcas y su valor

In Pensamientos on August 7, 2007 at 3:39 pm

Desde la producción artesanal hasta la producción industrial en masa, las marcas siempre han tenido una gran importancia a la hora de comprar. Ya que no son, para nada, iguales. Cada casa tiene su característica, ¿pero realmente merece un objeto, por sólo ser de una determinada marca, valer mucho más de lo que cuesta su proceso de fabricación?

Este pensamiento venía a mí una y otra vez, y hablando con un amigo sobre las Chuck Taylor All-Star Converse conocidas a secas y vulgarmente como Converse (lo correcto sería chucks) decidí que tenía que plasmar mis ideas. Si uno pienso, ¿realmente unas zapatillas de caucho, lona y a-saber-tú-qué puede costar la friolera de 50 euros? Si fabricarlas cuesta 10€ como mucho, y menos si están hechos por niños explotados en Camboya. Bien, pues para comprender el hecho de que las Converse sean tan caras hay que hacer un poco de historia.

Marquis M. Converse abrió en 1908 un negocio de zapatos llamado “Converse Rubber Shoe Company“. Pero no sería hasta 1915 cuando empezó a fabricar calzado deportivo. En 1917 la historia de los zapatos iba a cambiar, pues fue en ese año cuando se introjeron las Converse All-Star dedicadas para el baloncesto, cuando este deporte sólo tenía apenas 25 años.

Más tarde, en 1921, un jugador de baloncesto llamado Charles H. Chuck Taylor se dirigió a la empresa con un dolor de pie. Converse le concedió un empleo, y desde entonces, Charles H. Chuck Taylor trabajó arduamente mejorando las zapatillas hasta 1969, año de su muerte.

Durante la Segunda Guerra Mundial en 1941, Converse produjo todo tipo de material para los pilotos y las tropas. Ampliamente conocidas durante los años 50s y 60s, en los 70s comenzó a perder el monopolio debido a grandes multinacionales como Nike, Reebook o Adidas, que introdujeron diseños radicales en los zapatos. Converse dejó de ser los zapatos oficiales de la “National Basketball Association” y llegó a la quiebra en 2001. En 2003 fue comprado por Nike a cambio de 305 millones de dólares.

Pienso que 45 años de trabajo no merecen ser pagados por 10 €. Y ahí está la cuestión, que parece muy sencillo decir que cualquier tontería de la moda actual lo puede inventar cualquier, y para todos aquellos que piensen esto, ¡adelante! Venga, ¿a qué esperáis para haceros tan asquerosamente rico como Amancio Ortega? Si la ropa es tan simple de diseñar, adelante. Con esto no estoy defendiendo a las empresas, que de hecho se aprovechan de otros países cuyos costes de elaboración son ínfimos y luego venden a diez veces más. Y en el caso de Zara, digamos que los diseñadores intentan copiar dejarse influir por las grandes marcas como Versace, Gucci, Armani, D&G, etc. Respecto a estas últimas, quién se lo puede permitir, adelante, usted está gastando dinero en un diseño que fue creado por un artista formado, eso en la teoría.

Sin embargo, defiendo en la compra de productos artesanales, claro está, la economía afecta. Por regla general, la ropa confeccionada individualmente suele sobrepasar los límites de nuestro presupuesto para comprar, ya que sale mucho más barato ir a cualquier tienda de Inditex a comprar una camiseta de una tira de 50.000 en el país que ir a una tienda pequeña y comprar una camiseta, que a pesar de no ser especialmente bonita, es única y hecha con cariño. Por eso también la ropa de pasarela es excesivamente cara, porque son modelos únicos, y la exclusividad no sale barata.

Lo que está realmente claro es que las marcas que en un principio se diferenciaban por su calidad, ahora, debido a la rapidez de los transportes y medios de comunicación, y por ello, la suma importancia de la imagen y la estética, sólo son marcas, que se hacen más o menos famosas por quienes las use (véase las camisetas de Custo, que se hicieron muy famosas gracias a las celebrities). Lo que realmente parece injusto es que los famosillos de turno no tienen oportunidad de vestir ropa de no-marca, recordad el incidente con el bolso de todo-a-cien de Kate Moss, pues parecen que tienen que estrenar ropa por cada gala a la que acuden. Esto sí que es derrochar dinero, y claro, mientras unos cuantos-varios-bastantes millones de familias se mueren de hambre en el mundo, unos deciden si es mejor vestir de negro o azul marino.

Solo una cosa más, y esto me lo dijo un amigo al que quiero mucho:

“Por cada céntimo que gastas, estás decidiendo quién manda en el mundo”